• Lunes a viernes 7:00 am 4:30 pm
  • info@amb.gov.co
  •          |
  • PQRSD

“Los empresarios exigen entidades ambientales que respondan a sus requerimientos y aquí estamos nosotros para hacerlo”: Consuelo Ordóñez Directora AMB

 

Bucaramanga, sábado 25 de mayo de 2013: Una entidad ambiental dinámica que no sólo se dedique a ejercer control y a aplicar sanciones, sino que brinde asistencia técnica y transfiera tecnología a los ciudadanos y a los empresarios, ofreció la Directora del Área Metropolitana de Bucaramanga, Consuelo Ordóñez de Rincón a cerca de 700 participantes en el evento “Santander Responsable y Sostenible”

 

“Queremos cambiar el concepto de una autoridad ambiental dedicada solamente al control, al monitoreo y al cierre de aquellas actividades urbanas que generen impactos, y por el contrario, transferir tecnología, dar asistencia técnica e incluso llegar a arriesgarse a invertir y a coparticipar en acciones y proyectos que mejoren las condiciones ambientales y que de la mano con los empresarios y de la mano con los ciudadanos, podamos mejorar las condiciones ambientales de esta conurbación”, explicó la funcionaria durante una conferencia magistral que abrió el segundo día de actividades del certamen académico organizado por la Cámara de Comercio y realizado en las instalaciones del Centro de Ferias y Exposiciones Cenfer.

La Directora del AMB ahondó en su argumentación y sostuvo que se requieren autoridades ambientales mucho más dinámicas, que estén en mayor contacto con la gente, que le ayuden a solucionar los problemas ambientales a los ciudadanos y no que simplemente se limiten al control.

“Los empresarios que están generando empleo y desarrollo merecen tener autoridades ambientales que respondan a sus requerimientos y aquí estamos nosotros dispuestos a hacerlo”, agregó.

Ordóñez de Rincón recordó que la función del Área Metropolitana en materia ambiental está definida por la ley 99 de 1993 como quiera que la nueva ley 1625 del 2013 remite a aquella, destacando el papel frente a la planificación ambiental del territorio, la garantía de la disponibilidad de espacios públicos para el disfrute de la comunidad y la de brindar asistencia técnica y trasferencia tecnológica para incorporar la variable ambiental dentro de los criterios y la toma de decisiones tanto de entidades públicas como las empresas privadas.

“Las Áreas Metropolitanas son la unión de municipios que tienen unas interrelaciones permanentes, que están definidas con un mismo sistema de transporte, con una misma problemática ambiental, con un desarrollo económico integrado que no distingue los limites político administrativos”, señaló la Directora del AMB.

 Eficiencia y efectividad con la Sobretasa Ambiental

Tras recordar que los propietarios de predios en la zona urbana del área metropolitana están obligados a pagar el dos por mil sobre de los avalúos catastrales para destinarlo a la protección del medio ambiente, la directora Consuelo Ordóñez sugirió una inversión eficiente del tributo denominado sobretasa ambiental.

“Qué hacer con ese dinero? Ejercer control ambiental, pero más que eso reinvertirlo en mejorar las condiciones ambientales del área metropolitana. Por eso nuestra propuesta es: atendamos el problema más grave que tiene el área metropolitana en materia ambiental en este momento, cual es la disposición final de residuos sólidos. Ayudemos a solucionar ese problema, a cambiar la cultura de la gente y a aprovechar los residuos”. Dijo.

También insistió en la necesidad de mejorar los espacios públicos, el disfrute de la ciudadanía, la existencia de espacios verdes, de parques metropolitanos y de zonas de contacto de la ciudadanía con la naturaleza.

“En Bucaramanga tenemos 4.2 metros cuadrados de espacio público por habitante. Lo que el documento Colombia Visión 2030 propone son 15 metros de espacio público, lo que significa que tenemos menos de la tercera parte de lo que debería ser”, concluyó Ordóñez de Rincón.

Se refirió a la oportunidad de tener un cinturón verde alrededor de Bucaramanga y de atender 30 mil viviendas que se encuentran en condiciones de precariedad, unas en alto riesgo y otras que hay que reubicar  a través de programas de mejoramiento barrial.

 

 

Compartir:

Planeación
Transporte
Ambiental